15 películas de América Latina

El subdesarrollo de América Latina proviene del desarrollo ajeno y continúa alimentándolo.Eduardo Galeano 



El arte es un reflejo de la conciencia. Mientras las producciones de Hollywood destinan miles de millones de dólares en tramas de superhéroes salidos de la época de la Guerra Fría, la cinematografía latinoamericana reproduce mayoritariamente escenas de la vida material sin efectos visuales, actores consagrados o películas grabadas en su totalidad en una pantalla verde. ¿Por qué el cine en América Latina encuentra en su cruda realidad su objeto argumentativo de representación? ¿Acaso no sería más cómodo negarla y refugiarse en la narrativa fantástica, de terror, romántica o de ficción?

El cine latinoamericano no necesita más historia que la de cada uno de sus pueblos, conquistados a sangre y fuego por el capital a principios del siglo XVI y desde ese momento, subyugados a la lógica de un sistema mundial que les ha marcado un camino que seguir y obligado a transitarlo para alcanzar el “desarrollo”, sitio prometido por los gobiernos en turno de cada nación y que tanto su consecución como su naturaleza resulta un insultante misterio para América Latina y el resto del mundo, pues no hay evidencia histórica (ni de ningún tipo) de que algún país subdesarrollado se haya sacudido tal status sobre la base de alguna de las recetas que se aplican a través de organismos internacionales en esta (u otra) región del planeta.

La siguiente lista está conformada por quince películas que pretenden mostrar la realidad latinoamericana desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad: dictaduras militares en tierras que fueron desde su origen propiedades comunales, hambruna y pobreza en un continente que con la tecnología actual podría alimentar al mundo entero, despojo y privatización de recursos naturales en la región más rica jamás descubierta por el hombre y una frenética búsqueda de identidad entre un pasado milenario y la consecución de la “modernidad” (lo que sea que esto signifique) que apuesta al olvido de sus raíces:



“Machuca” (2004) – Andrés Wood



La historia de dos niños de once años con realidades diametralmente opuestas que se conocen y se hacen amigos gracias a un proyecto de educación cooperativa, frustrado por el golpe de Estado en Chile que terminó en la junta militar precedida por Augusto Pinochet, que trajo consigo un cambio radical en la forma de enseñanza.



“Voces inocentes” (2004) – Luis Mandoki



Chava, un niño de once años que debe hacerse cargo de su familia cuando su padre desaparece en plena Guerra Civil en El Salvador, cuenta los horrores de la guerra en la que participaron miles de niños, especialmente en el bando oficialista, que sacó a menores de edad de las escuelas secundarias para alistarlos en el ejército para combatir la guerrilla.



“Ratas, ratones y rateros” (1999) – Sebastián Cordero



Salvador es un joven ladrón que vive en una de las partes más pobres de Quito. Sin ninguna oportunidad de salir de la espiral de pobreza y miseria que le rodea, conoce a su primo Ángel después de que éste estuvo en la cárcel y su vida marcha por un derrotero incierto. Situación que se repite a diario en la deprimente realidad latinoamericana.



“Los olvidados” (1950) – Luis Buñuel



Obra maestra de Buñuel que se entendió a nivel mundial como una historia surrealista de crimen juvenil; sin embargo, “Los Olvidados” es el retrato del México del siglo XX. Dos jóvenes se pierden entre un presente decadente y un futuro que no existe. En esta región del mundo los niños nacen en condiciones precarias y sin ningún futuro, comienzan a delinquir, el inicio de una vida que a nadie le importa y que se reproduce a diario en Latinoamérica.



“La historia oficial” (1985) – Luis Puenzo



Drama sobre la dictadura que gobernó en Argentina durante finales de los 70 y principios de los 80. Cuenta la historia de Alicia, que se da cuenta de a poco cómo su esposo, Roberto, tiene tratos con el régimen militar precedido por Videla. La historia de genocidio y desaparición de aquellos que resistían se cruzará por el camino de Alicia cuando conozca a una Abuela de Plaza de Mayo y comprenda los terribles crímenes del régimen militar.



“Cidade de Deus” (2002) – Fernando Meirelles



Dos jóvenes de una favela de Río de Janeiro crecen entre miseria, delincuencia y vicios. Buscapé es un chico tímido que se mantiene al margen de entrar en la dinámica de podredumbre y desea ser fotógrafo. Su amigo Dadinho sueña con ser el criminal más famoso de la ciudad. Poco a poco sus destinos se revelarán como muestra de la decadencia del presente en América Latina.



“La estrategia del caracol” (1998) – Sergio Cabrera



Una de las máximas obras del cine colombiano y latinoamericano que plasma perfectamente la realidad de Colombia a través de una película dramática, política, de humor y de sueños. Los inquilinos de la Casa Uribe serán desalojados y se valen de todos los medios para librar las órdenes de desalojo. De la mano de un anarquista español exiliado, idean un plan increíble para quedarse con la vivienda: la estrategia del caracol.



“El Infierno” (2012) – Luis Estrada



Un hombre vuelve de cruzar la frontera a su pueblo natal en el Norte de México y se da cuenta de que nada es como antes. Su tranquila comunidad ahora está controlada por el narcotráfico, que a su vez es operado en sus esferas más altas por empresarios y la clase política. Cruento drama en el que emergen las leyes de mercado con toda su fuerza. La realidad que viven algunos países latinoamericanos.



“La boca del lobo” (1988) – Francisco J. Lombardi



Chuspi es un pequeño poblado peruano que toma un vuelco cuando el ejército y la guardia civil llegan con el fin de acabar con la organización radical “Sendero Luminoso”. El contexto social y político latinoamericano de emergencia y alternativas subversivas se hacen patentes en esta historia, que muestra la forma en que la fuerza pública actúa sin importar lo que lleve a su paso.



“La vendedora de rosas” (1998) – Víctor Gaviria



La historia de muchos niños de la calle de Latinoamérica se reproduce en este largometraje que presenta la vida de una niña de doce años que se ve en la necesidad de salir a ganarse la vida tras la muerte de su madre. Esta escena se repite tristemente en cada ciudad de nuestra región, con las características distintivas de cada país, pero con un mismo guion.



“Salvador Allende” (2004) – Patricio Guzmán



Cuenta la vida de Allende, especialmente antes del golpe de Estado orquestado por el gobierno de Estados Unidos y otras empresas privadas para deponer al primer presidente socialista en llegar al poder democráticamente. El régimen instauró a sangre y fuego el neoliberalismo como política económica en Chile, inaugurando una espiral de pauperización del pueblo chileno y una de las épocas más oscuras de terror, cacería y tortura para todos aquellos que pensaban distinto.



“La ciudad y los perros” (1985) – Francisco J. Lombardi



Largometraje basado en la novela homónima de Mario Vargas Llosa, da cuenta de la vida dentro del Leoncio Pradio de Lima, colegio militar en la capital del Perú. La dureza de la disciplina militar y todas las reglas no escritas crean un infierno machista donde únicamente el más fuerte sobrevive. 



“La noche de los lápices” (1986) – Héctor Olivera



Crudo filme sobre uno de los hechos más cruentos en la historia de las dictaduras en América Latina: la noche de los lápices inició el 16 de septiembre de 1976 con el secuestro, tortura y asesinato de una decena de jóvenes estudiantes de secundaria, todos menores de edad, por sus afiliaciones políticas con el peronismo y la izquierda.



“La ley de Herodes” (1999) – Luis Estrada 



Una ácida comedia sobre la decadencia de la política en todos los ámbitos en México y cuyo ejemplo puede extrapolarse perfectamente a América Latina. La corrupción, los clientelismos y compadrazgos, así como la conciencia de clase de los políticos frente a los ciudadanos es ejemplificada con un tono satírico que después de causar risa en el espectador, termina sumiéndolo en la profunda crisis política que vive esta región del planeta. 



“Presunto Culpable” (2011) – Roberto Hernández



Un joven tianguista (que vende su mercancía en un mercado sobre ruedas) es acusado de homicido y “levantado” por una patrulla en la Ciudad de México e inmediatamente después es encerrado sin el debido proceso judicial. La injusticia en Latinoamérica abunda en casos similares, formando solamente un elemento represivo y punitivo que se aplica de forma distinta según la clase social.

No hay comentarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario