Hola, soy Mario Altamirano!

Bienvenido a mi sitio web! Aquí voy publicando algunos de los trabajos que realizamos en nuestra agencia So Connect.
También las novedades tecnológicas que se vienen y presento en los medios de comunicación.
Periodista de tecnología, lector, pseudo escritor y, sobre todo, emprendedor.

Junto a Lisandro Bregant desarrollamos una acción para Alkemy Diagnóstico y la denominamos 52000 motivos.

¡La comparto con ustedes!





Experiencia de marca

Desarrollamos para Aire de Santa Fe  una nueva identidad visual en cuanto a la visualización de datos.
Aquí comparto lo realizado para reflejar los datos del 2016.






Infografías pensadas para digital

En este 2017 todas las PyMEs deben hacer pasos firmes en su comunicación digital y es por ello que brindé consejos en NUNCA ES TARDE, por Canal 9 Litoral, para tener en cuenta a la hora de publicar en redes sociales.













¿Tenés alguna consulta para hacerme?
Escribime a contacto@marioaltamirano.com

Consejos para vender más en redes sociales

¿Super Mario Run bate récords?



Super Mario Run debutó hace unas semanas y rápidamente llamó la atención de varios jugadores a nivel mundial. Según estimaciones recientes, la aplicación de Nintendo para iOS ha sido descargada 90 millones de veces.


Esta cifra viene de un reciente articulo de The Wall Street Journal que cita a la firma de investigación de mercados Newzoo. El articulo asegura que sólo 3 millones de personas han pagado por la aplicación, es decir, 3% del total de descargas.


En caso de que estas cifras estén en lo correcto, Nintendo habría generado $30 MDD en menos de un mes (Super Mario Run cuesta $10 USD). Si bien no se trata de una cifra despreciable, se encuentra lejos de los $60 MDD que SuperData esperaba que generara en su mes de lanzamiento.


¡Mi homónimo fue descargado 90 millones de veces!



El smartphone de la compañía fue presentado en enero de 2007 y puesto en venta medio año después; tenía una pantalla de 3,5 pulgadas y no admitía aplicaciones. ¡Este 9 de enero cumple 10 años!

Steve Jobs presentó el iPhone en San Francisco, durante la conferencia MacWorld (la compañía lo puso en venta casi medio año después, el 29 de junio). No era el primer celular de la compañía: estaba el ROKR, un iPod con teléfono que había hecho en sociedad con Motorola (por entonces uno de los gigantes mundiales de la telefonía móvil gracias al éxito del delgado RAZR, de 2004). No fue, tampoco, el primer smartphone (un segmento que había nacido diez años antes, con el Nokia Communicator), ni el primero con pantalla táctil (los Palm Treo, por citar sólo una marca, llevaban la mayor parte de la década en el mercado, lo mismo que BlackBerry), ni el primero en tener un navegador completo basado en Webkit que permitía ver un sitio Web normal, y no su versión WAP (ahí estaba el Nokia N95, presentado en septiembre de 2006 y puesto en venta en marzo de 2007).



Sí fue el primero en implementar el multitoque en un teléfono (algo que hoy nos resulta obvio; el gesto de las pincitas para hacer zoom) y en usar pantallas capacitivas (las actuales de vidrio, más rápidas que las que se usaban hasta entonces, de plástico) para mejorar la interacción con el equipo.

Y sobre todo fue el primer smartphone tal como lo pensamos hoy; así como una computadora que se usa con línea de comando (tipeando instrucciones) y otra con una interfaz gráfica de ventanas y ratones son, en ambos casos, computadoras personales, pero ya no son la misma cosa. No hacen lo mismo, la filosofía detrás no es la misma, la facilidad en la interacción es diferente.



La clave está en el frente de iPhone: la función de teléfono está ausente, es apenas un icono más en la grilla de opciones. Porque la virtud de Apple fue pensar el dispositivo al revés de lo que se venía haciendo. Nokia hablaba por entonces de que había que dejar de hablar de "teléfonos" y pensar en "computadoras multimedia de bolsillo", pero el frente de interacción del equipo tenía una buena parte dedicada a los botones para iniciar y terminar una llamada. Era una compañía que hacía teléfonos -la más grande del mundo, por lejos- y veía el mundo desde la óptica de un teléfono celular al que le sumaba funciones. Todos sus competidores, incluso los más avanzados entonces (BlackBerry, Samsung, Palm) tenían el mismo punto de vista.

¡Feliz Cumple iPhone!



Los drones también dijeron presente en el CES. Está visto que llegaron para quedarse. El premio a la innovación sigue en manos del Ehang 184, que el año pasado sorprendió con su súper drone para transportar pasajeros.



Este año, sumó algunos cambios, en su panel de control y en su batería que tiene una autonomía de 24 minutos. El drone puede alcanzar los 100 kilómetros por hora. Por ahora no se comercializa, pero su precio rondaría los USD 300 000.

Yuneec breeze, lanzado en septiembre de 2016, graba en 4K y la resolución de las imágenes es de 13 MP. Se destaca que saca selfies, es muy liviano y sencillo de usar. Sale USD 399.



El Inspire 2 de DJI es un modelo profesional que graba en hasta 5.2 K, y que va de 0 a 50 mph (80 kph) en apenas 5 segundos. La batería (dual) tiene una autonomía de 27 minutos en vuelo. Vale USD 2 999.

El Altura Zenith es un drone pensado para la industria. Trabaja en conjunto con IBM Watson, un asistente virtual e inteligente que procesa la información que recibe en tiempo real. De ese modo, por ejemplo, si se usa el equipo para inspeccionar puentes, puede identificar si hay corrosión y, con la ayuda de Watson informar cuál es el mejor procedimiento para llevar adelante. Cuesta entre USD 25000 y 40 000.


Para los novatos y que sólo buscan pasar un buen rato pueden recurrir a la Hover Camera de Zero Zero Robotics, un drone plegable, súper liviano que graba videos en 4K y toma fotografías en resolución de 13 MP. Se vende a USD 599.


Y por último... mi favorito... Los drones con estética Star Wars, de Propel, también tienen su lugar en el CES. Se manejan con un joystick y su finalidad es lúdica. Fue ideado como un artículo de colección. Su valor es de 199 dólares y viene en tres modelos diferentes.

¡Seis drones imperdibles! ¡Quiero el 6!