Cuando las redes sociales no alcanzan (por más que parezca)

Cuando me dicen por qué las empresas tienen que estar en Twitter yo les digo que deben utilizarlo para conversar con sus públicos, saber qué están pidiendo, qué es lo que los moviliza, qué buscan ellos en internet, y sobre todo de qué están hablando. A partir de las conversaciones con los públicos se pueden generar relaciones. Pero pongamos un ejemplo sin nombrar Internet para ser más claros:

Conocemos una persona y nos cae re bien, queremos entablar una amistad porque piensa igual que nosotros, le gusta la misma música y es del mismo equipo de fútbol. Entonces empezamos a tratar de acercarnos, escuchar de qué habla y así poder opinar y que se interese por nuestros comentarios . Entonces de a poco esa persona empieza a vernos como referentes en las conversaciones, toma nuestra opinión y la hace suya.

Las empresas deberían hacer lo mismo. Primero reconocer a sus públicos, a quiénes se quieren dirigir, saber qué actitud tienen en las redes sociales y en Internet y ahí empezar a conversar. Tienen que tratar de unirse a las conversaciones de sus públicos y si hablan mal de la empresa tratar de investigar el motivo y convertirlos (que es algo muy dificil porque lo esencial en todo esto es la transparencia). De ahí surge otra pregunta que ya había tocado en mi presentación en Tercer Mundo Radio: las empresas ¿están preparadas para recibir críticas? ¿saben qué responder y sobretodo CÓMO RESPONDER?

Hay muchos casos en los que las empresas que no planean una estrategia para las redes sociales lo único que hacen es hablar de ellos y lanzar publicidad sin importarle lo que piense el seguidor de Twitter o el fan en Facebook. Volvamos con el ejemplo que puse recién: Si queremos entablar una relación de amistad con otra persona ¿qué pensaría esa persona si lo único que hacemos es hablar de nosotros y cuando nos habla no le hacemos caso?



¿Y la política?


Esta semana se habló bastante de Twitter y de política por el furor que causó en Internet Jorge Altamira tras superar los 400 mil votos que se necesitaban para estar presente en las elecciones presidenciales de octubre. Pero ¿por qué digo que fue furor en Internet? Primero porque en Twitter todos estaban hablando de los spot publicitarios del Frente de Izquierda en los que pedían a la población que los voten para poder llegar a los 400 mil votos que necesitaban y en base a eso Jorge Rial decidió impulsar vía Twitter una suerte de campaña bajo la etiqueta (o hashtag como se llama en la red social) #unmilagroparaaltamira con el objetivo de ayudarlo a recolectar votos.

Entonces Rial escribió: “Vamos todos x #unmilagroparaltamira. Votemos a Jorge Altamira el 14 en las primarias para que llegue a octubre“, pero aclaró que “la idea era ver si un partido chico se podía meter en las presidenciales que van a ser en octubre.” Si bien logró conseguir el 2.56% de los votos que son más o menos unos 660 mil para Altamira las claves fueron la coherencia y la solidez del mensaje pero es verdad que la repercusión mediática que logró #unmilagroparaaltamira fue notoria.

Todo esto nos hace pensar cuál es el rol que cumplen las redes sociales en las campañas políticas y en la figura de los políticos. Los medios sociales son los lugares donde la gente opina y busca recomendaciones de todo tipo. Es por eso que en cada período electoral es notorio cómo se empieza a hablar de los políticos en las mismas redes sociales.Las cosas que hemos dicho acerca de las empresas también las tienen que tener en cuenta los políticos, porque como dije recién también se está hablando de ellos. Deben mantener una reputación que se base en la confianza hacia las redes sociales porque allí se está estableciendo su imagen 2.0

Si los políticos se quedan en sólo hablar de lo bien que hace su partido o de dónde va a estar en la campaña esa imagen así como sube baja al instante. Yo se que todo esto es nuevo para muchos y que deben tener más preguntas en sus cabezas. Algo que me dicen a menudo es “entonces a los políticos les alcanza con sólo estar en las redes sociales”. La respuesta es NO. Si los políticos lo único que hacen es confiar en las redes y no salen a la calle, no utilizan los otros medios de comunicación es muy raro que pueda ser útil y estarán destinados al fracaso. Debe existir una estrategia que le de sentido a las redes sociales y a los demás modos de comunicación. Twitter es bueno para generar imagen online, para conversar con los ciudadanos pero aún es poco el número en relación a la cantidad de votantes. Twitter en Argentina tiene un millón de usuarios pero los votantes son más de 20 millones.

Haciendo una analogía podemos decir que la página web de los políticos es la calle misma, es hacer la campaña con la gente y es tratar de que los fans vayan de la red social a la calle y de la calle a la red social. Eso es hacer campañas online multidimensionales. Y lo que llamo red de redes.

Para ir terminando... hay que ver también el otro lado de la cuestión y es que Altamira PUDO HABER LLEGADO A SU OBJETIVO QUE ERA ALCANZAR LOS 400 MIL VOTOS PERO ESO SiGNIFICÓ QUE DEBIÓ UTILIZAR LAS REDES SOCIALES PARA PODER INCLUIR EN EL RUEDO UNA IDEOLOGÍA QUE NO PUDO HACER MEDIANTE LO YA INSTITUCIONALIZADO. Si los que siguieron la campaña de #unmilagroparaAltamira lo votaron no se sabrá pero se puede decir que #unmilagroparaaltamira fue una estrategia que sin haberla pensado él lo ayudó a distinguirse de los demás candidatos.

No nos tenemos que quedar sólamente conque la cantidad de votos que tuvo Altamira fue vía Twitter porque eso no es cierto, como decíamos ayudó a que se mediatice su candidatura. Lo que sí afirmaron es que a partir de la repercusión que hubo en las redes sociales a través de #unmilagroparaaltamira se presentaron más personas para ser fiscales por el partido de la izquierda. Lo que pasó es que con las redes sociales (y en especial Twitter), la marca por decirlo de algún modo de Jorge Altamira creció pero ahora queda en él saber mantenerlo y no conformarse con ello y apuntar a incluir su discurso por fuera de las redes sociales.

Les dejo una partecita de un artículo que encontré acerca de Obama porque cuando oímos nombrar redes sociales y política la primera imagen que se nos viene es la del YES, WE CAN de Obama durante su campaña para las elecciones. Los casos son totalmente diferentes y allí va mi crítica para con la supuesta "campaña" a favor de Altamira. Fue sólo un hashtag utilizado para mediatizar y no fue en el marco de una estrategia política como la que se desarrolló en los EE UU.

El artículo lo escribió Héctor Céspedes para el diario La Jornada:

"La campaña de Obama en USA demostró de forma, clara los potentes alcances del marketing en Internet, y en especial el que se hace utilizando las Redes sociales, el cual incluso resultó fundamental según informa Technology Review. El éxito de la campaña misma de Obama en Internet se manifestó en la total acogida de la frase “Si podemos” creándose grupos, foros, redes sociales, videos, webs, orientadas todas a una sola causa; el triunfo de Obama. Sin embargo el triunfo de Obama era más que eso, era el triunfo de la esperanza, los responsables de la campaña en Internet de Obama lo sabían muy bien: Había que posicionar la imagen de Obama (Branding Personal) y que esta imagen inspirara un mensaje claro y contundente de prosperidad, paz y esperanza para todos los ciudadanos americanos y del mundo.Toda teoría científica debe nacer de un análisis dialectico de la realidad, esto nos exige ver los hechos como parte de un proceso general. De esta forma entenderíamos a la campaña de Obama no sólo como un suceso aislado, sino como parte de una ola de cambios que se están dando hoy en día en la publicidad gracias a la masiva difusión del Internet. El análisis dialectico nos exige también, de este mismo modo, que estudiemos las condiciones concretas del Ecuador, para ver el alcance real y objetivo que tendría una estrategia de marketing político en Internet. Estudiar cifras como el porcentaje de usuarios de Internet en cada Cantón y Provincia, los proveedores de Internet, la historia del Internet en el Ecuador, el fenómeno de las cabinas y Cyber Café, la masificación del Internet, la distribución de uso de acuerdo a edades, la aparición de la web 2.0 y su impacto, también hay que considerar el efecto viral del Internet, esto es, cada usuario de Internet tiene un entorno social de difusión adicional que son sus amigos, familia y compañeros de trabajo, etc."

Y ustedes... ¿qué político piensan que utiliza de un modo correcto las redes sociales? ¿Cómo es la situación en su país?


Nos vemos en otro post :) Gracias por seguirme.

Gracias a Tercer Mundo Noticias por invitarme a su programa :)



1 comentario

1 comentario :

  1. Si quieren se podría armar algo teórico en base a los referentes en el momento de las elecciones y si en las redes sociales esa influencia es la misma o superior. Podríamos tomar los conceptos del caso de El pueblo elige, de Paul Lazarsfeld. (Para el que no conoce el texto está en http://www.infoamerica.org/documentos_pdf/lazarsfeld1.pdf)

    Es muy interesante para tomarlo y analizar los referentes. Pero podríamos armar un post colectivo :P jaja

    Bueno, los dejo para que opinen si lo desean :)

    ResponderEliminar